FUENTE: FISFE

Esta semana, en el marco de las discusiones por el dictamen de la “Ley de Bases y puntos de partida para la libertad de los argentinos”, representados por Román Guajardo, miembro del Comité Ejecutivo de FISFE, la Federación compartió una agenda de trabajo con el Gobernador de la Provincia, Maximiliano Pullaro; la Vicegobernadora de Santa Fe, Gisela Scaglia; el Secretario General de Gobierno de Santa Fe, Juan Cruz Cándido; el Ministro de Desarrollo Productivo de Santa Fe, Gustavo Puccini; el Secretario de Desarrollo Industrial de Santa Fe, Guillermo Beccani; la Secretaria de Energía de Santa Fe, Verónica Geese y otras autoridades provinciales. También estuvieron presentes autoridades de la provincia de Córdoba: el Ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica, Pedro Dellarossa, y el Secretario de Industria, Ignacio Tovo.

Durante este encuentro, se expresó el agradecimiento al Gobernador por su posicionamiento público en rechazo del incremento de los derechos de exportación para el sector productivo. Asimismo, se hizo referencia a las estimaciones de la FISFE en relación al menor monto de exportaciones y recaudación bajo el nuevo escenario de retenciones al 15%. Este incremento implicaría una caída de las ventas externas de productos santafesinos de 4.105 millones de dólares anuales y una pérdida en la recaudación de 93,4 millones de dólares. Por lo cual, además de afectar al sector productivo provincial, no cumpliría con los objetivos del gobierno nacional de incrementar los ingresos fiscales.

El capítulo vinculado a los derechos de exportación se posicionó como prioritario en la agenda que el Gobernador llevó al Congreso de la Nación. En reuniones con los con presidentes de bloque, diputados por Santa Fe y otros gobernadores, el gobernador compartió las mencionadas estimaciones como argumento en rechazo de las retenciones a la producción. El freno a las modificaciones de la Ley de Biocombustibles, incluídas en la Ley Bases, también fueron parte de la agenda productiva prioritaria del Gobernador.

Posteriormente, tuvo lugar una reunión con los nuevos funcionarios de la Casa de Santa Fe. La propuesta tratada fue transformar la Casa de la Provincia en una embajada productiva en Buenos Aires, tal como lo había solicitado FISFE previamente. Se concluyó continuar abordando esta agenda en los próximos encuentros, coincidiendo así, con la agenda prioritaria: el rechazo firme al aumento de los derechos de exportación y la preservación de los biocombustibles.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar