– Salud, específicamente a las cadenas de valor de fármacos, equipamiento médico, producto médico, salud animal.
– Alimentos, específicamente procesados de alto valor agregado.
– Minería, específicamente a las cadenas de valor de minería metalífera y litio.
– Hidrocarburos, específicamente a las cadenas de valor de petróleo y gas.
– Transporte Ferroviario y Naval, Movilidad Sustentable y Aeroespacial, específicamente a las cadenas de valor de naval pesada, naval liviana, aeroespacial, ferroviario, vehículos eléctricos (autos, buses, bicicletas y motos), camiones GNL y autopartes/motopartes eléctricas.
– Tecnología Verde (Generación limpia, hidroeléctrica y equipamiento de procesamiento
de desechos y efluentes), específicamente a las cadenas de valor de nuclear, hidroeléctrica, energías renovables, equipamiento de procesamiento de desechos y efluentes, equipamiento para reciclado y fabricantes de motores, bombas, transformadores y compresores que cumplan con los mayores estándares eficiencia energética vigentes para cada caso (ej.: Eficiencia Premium IE3).
– Defensa y Seguridad, específicamente a las cadenas de valor de bienes y servicios para
las fuerzas de Defensa y Seguridad.
– Automatización y Robótica, específicamente a las cadenas de valor de proveedores de
automatización industrial, robótica industrial, máquinas-herramienta automáticas, y equipos de prototipado industrial por manufactura aditiva.
– Bioinsumos, específicamente a las cadenas de valor de los productos biológicos, que consistan o hayan sido producidos por microorganismos o macroorganismos, extractos o compuestos bioactivos derivados de ellos y que estén destinados a ser aplicados como insumos en la producción.
– Maquinaria agrícola y agropecuaria, específicamente a la cadena de valor de fabricantes de máquinas y equipos utilizados en la labor productiva agropecuaria, y equipamientos tecnológicos destinados a la mejora de eficiencia y prestaciones de la maquinaria agropecuaria.
– Nanocompuestos de aplicación industrial, específicamente a la cadena de valor de fabricantes de materiales y productos que incluyan nanocompuestos.
– Maquinaria para la industria alimenticia, específicamente equipos y maquinarias con gran contenido tecnológico y/o orientadas a nuevos procesos para el procesamiento de productos alimenticios de alto valor agregado.

El tipo de beneficio es de Aportes No Reembolsables (ANRs).

Gastos elegibles: La asistencia técnica se orientará al diagnóstico de oportunidades de mejora productiva, gestión tecnológica, incorporación de diseño, capacitación de personal, realización de pruebas, certificación de procesos, ensayos de productos u otras actividades que se consideren pertinentes para el mejor desarrollo del PROYECTO; y comprenderá una o más de las siguientes materias:
• Calidad y certificaciones de procesos y productos.
• Validación de ensayos bajo normas interlaboratorios.
• Análisis y ensayos, caracterización de componentes y evaluación de desempeño.
• Investigación, desarrollo e innovación.
• Diseño de productos.
• Gestión de procesos.
• Herramientas de tecnologías de gestión.
• Metrología, metrología legal, servicios metrológicos, calibraciones.
• Formación y calificación de recursos humanos.
• Otras, a consideración de lo que oportunamente se determine en el Acto Administrativo de Aprobación del PROYECTO.

Las entidades que brindarán la asistencia técnica a las empresas beneficiarias serán el INSTITUTO NACIONAL DE TECNOLOGÍA INDUSTRIAL (INTI), organismo descentralizado en el ámbito del MINISTERIO DE ECONOMÍA, y aquellas con las que se suscriban convenios a efectos, las que se encontrarán publicadas en la página web del Programa https://www.argentina.gob.ar/acceder-al- programa-de-desarrollo-de-proveedores.

El monto máximo por asistencia técnica por proyecto es de $ 2.500.000, y el monto máximo en tecnologías de gestión es de $ 800.000. La asistencia técnica deberá ser presupuestada en forma previa a la aprobación del proyecto. El monto del ANR podrá cubrir hasta un 70% del costo total del proyecto, el resto deberá ser aportado por la contraparte.

La evaluación se efectuará en función de la potencialidad de los mismos para:
1. Sustituir importaciones y/o aumentar el grado de integración nacional de la cadena productiva.
2. Favorecer la diversificación mediante la incorporación de productos y/o procesos nuevos e innovadores.
3. Promover inversiones para modernización tecnológica y/o ampliación de capacidad productiva con impacto en la productividad.
4. Promover la creación de nuevos puestos de trabajo de alta calificación.
5. Promover el diseño y desarrollo de tecnologías con criterio ambientalmente sustentable.

Documentación requerida:
– Inscripción en el Registro de desarrollo de proveedores.
– Constancia de inscripción RUMP.
– Constancia de inscripción en AFIP.

El cierre de la convocatoria es el 15/07/23. Para más consultas e información, comunicarse al mail [email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

CICAE presente en el primer Encuentro Federal PYME del 2024

Esta semana se llevo a cabo una vez más el Encuentro Federal…