FUENTE: CAME

La cantidad de turistas que viajó entre el 15 de diciembre y el 29 de febrero se redujo 13,7% frente al mismo período de la temporada pasada, que había sido récord. El turista internacional y la oferta variada de eventos y propuestas contribuyeron a un buen febrero que dejó su marca en una temporada que fue de menor a mayor.

Cómo será el panorama turístico para las vacaciones de verano 2024 | Canal E

La temporada 2024 finalizó con 29,2 millones de turistas recorriendo el país. El impacto económico fue de 5 billones de pesos.

La cantidad de gente que salió de viaje entre el 15 de diciembre y el 29 de febrero se redujo 13,7% frente al mismo período de la temporada 2023. Sin embargo, el gasto económico total real subió 3,5% de la mano del fuerte flujo de turistas extranjeros que elevaron el gasto diario promedio por persona ($ 44.048, 29,7% más que en 2023).

A una segunda quincena de diciembre y una primera de enero con poca circulación de turistas, le siguió un febrero de repunte, acompañado por promociones y mejores políticas de precios.

La estadía media fue de 3,9 días (vs. 4,1 días en la temporada 2023). Esa merma se dio porque el residente local redujo su tiempo de permanencia en el destino elegido, a fin de achicar gastos.

Los incrementos de precios, que quedaron desacoplados de los ingresos, llevó a que muchas familias cancelen viajes o achiquen su tiempo de permanencia.

El turista internacional acompañó toda la temporada y permitió finalizar con una caída menos marcada de lo que inicialmente parecía ser.

Balance de la Temporada de Verano 2024
(variaciones reales 2024/2023)


Fuente: CAME en base a datos propios, de la MINTUR e información de Cámaras y Federaciones regionales.

Córdoba con unos 5 millones de turistas, Misiones con 328.000, la Patagonia con una temporada de cruceros muy buena y la Costa Argentina con el turismo fiel que pobló las playas fueron algunos de los puntos más destacados.

El norte del país, en tanto, se vio afectado por el encarecimiento del transporte. La región Centro tuvo un turista de poca permanencia, mientras que el Litoral tuvo mucho turismo teniendo en cuenta que las inundaciones perjudicaron parte de la temporada.

El balance en las provincias

1) Provincia de Buenos Aires. “El vaso medio lleno” es el balance de la temporada 2024 para el Partido de la Costa, transversal a todas las localidades. Con menores reservas, baja ocupación hotelera y modesto consumo promedio por turista en torno a $ 40.000. Los comercios en su mayoría ofrecieron descuentos por pago en efectivo e incluso muchos no aceptaron directamente tarjetas de crédito. Para parte de los operadores que manejaban un muy mal pronóstico los números superaron sus expectativas. En Mar del Plata, la primera quincena de enero arrancó floja, pero luego repuntó y los números estuvieron cercanos al 70%, sólo un 3% inferior al año pasado. Para el feriado XXL, que coincidió con los festejos por el 150° aniversario de la ciudad, hubo picos del 80% y los hoteles boutique superaron el 90%. Durante la temporada hubo una variada oferta teatral y la concurrencia colmó las expectativas de los productores. También la oferta de eventos, fiestas en la playa y presentación de reconocidos artistas como Los Palmeras, Babasónicos y Los Pimpinela fueron importantes y traccionaron al turista. En resumen, la principal ciudad costera sobrevivió durante este verano, lo que en parte se debió a la coordinación de acciones para mantener bajos precios y ofrecer atractivas promociones. En Pinamar, Mar de las Pampas, Ostende y Cariló la ocupación promedió 60%, con picos del 90% de jueves a domingo, similar a Villa Gesell, que llegó al 85% y mantuvo sus altos niveles de turismo hasta el último fin de semana de febrero de la mano del enduro, una competencia que convoca a un público de poder adquisitivo medio/alto y que inyectó liquidez a la economía local. En Miramar, con un turismo muy fidelizado, la ocupación hotelera promedió 76%, algo inferior a la habitual, con un pico de casi 100% para el feriado de Carnaval. Pero el gasto por turista fue muy austero. Necochea logró estirar el verano lanzando un paquete con descuentos para los turistas en febrero y organizando eventos como el Festival Internacional de Gimnasia Danesa. En Monte Hermoso, se trabajó casi a full los fines de semana y para Carnaval estuvieron al 100%. El precio fue un factor fundamental y los hospedajes que estaban a muy alto valor no se alquilaron.

Excluyendo los destinos de playa, Tandil fue una de las ciudades más elegidas para vacacionar dentro de la provincia, aunque se trabajó con una ocupación 20% inferior al año pasado, que no superó el 60% de su capacidad hotelera, con mayor alquiler en lo que respecta a cabañas. Los operadores de la zona destacaron que hubo un cambio en el perfil del turista y que muchos alquileres se concretaron sin reservas, en el lugar directamente. Chascomús, otro destino de cercanía tradicionalmente muy elegido y que en mismo período de 2023 había llegado al 90% de plazas reservadas, no superó el 55% de ocupación en sus hoteles esta temporada, excluyendo el pico del 90% registrado durante el fin de semana XXL con la celebración de la edición 50 de su famoso carnaval de niños, que contó con la presencia de 30 mil personas. En Tigre se convocaron quienes buscaban escapadas de uno o dos días, principalmente de localidades vecinas. Quienes fueron con niños eligieron el Parque Acuático Aquafan, el Parque de la Costa o el Parque Aéreo de Aventura Euca Tigre. Otros buscaron mitigar el calor extremo, sobre todo en parte de febrero, y optaron por mini estadías en alojamientos ubicados en las pequeñas islas.

2) Ciudad de Buenos Aires. La ocupación hotelera fue 70% en enero, pero con mucha competencia de alojamientos informales. Se notó poco turismo nacional y mucho turismo internacional, principalmente brasileños, uruguayos, chilenos y europeos que se vieron atraídos por el cambio favorable y la variada oferta gastronómica y cultural de la ciudad. Algunos restaurantes con show de tango estuvieron haciendo dos turnos debido a la alta demanda. En febrero, durante el fin de semana largo, más de 100 mil turistas llegaron a CABA. La ocupación fue del 67% y le dejaron a la ciudad $ 20.700 millones. La oferta de actividades fue variada, desde museos, bus turístico, circuitos de turismo en barrios, las murgas barriales en Carnaval, el Planetario, la Manzana de Las Luces, etc.

3) Catamarca. La provincia apostó al turismo con descuentos, promociones y un menú de opciones entre cultura, festivales, playa, turismo aventura y naturaleza. Durante enero la ocupación hotelera fue del 68%, con un impacto económico de $ 5.879 millones. Hubo una alta actividad en el segmento de hosterías y campings cercanos a ríos o con piscinas, debido a las altas temperaturas. En la capital provincial los números fueron más pobres y sólo se reservó el 28% de las plazas, casi la mitad que en 2023. En Andalgalá los operadores turísticos refirieron un 100% de ocupación durante los fines de semana de la temporada. En febrero traccionó el festejo de Carnaval con 70% de plazas ocupadas, cuyo impacto económico superó los $ 1.222 millones. Se notó una gran coordinación entre la actividad público-privada dedicada al turismo, con actividades y multiplicidad de ofertas para el visitante en cada municipio. Se destacaron el Festival de la Guaracha y del Chamamé, el Festival Provincial del Agricultor y el Artesano y el Festival de la Naranja y del Pimiento. Se puso en marcha un cine móvil que fue visitando las distintas localidades con su propuesta “El cine bajo las estrellas”. Las actividades elegidas por el turista fueron senderismo, trekking, cabalgatas y paseos en kayak.

4) Córdoba. Unos 5 millones de turistas recorrieron la provincia en la temporada, según datos de la Agencia Córdoba Turismo, que se repartieron de la siguiente manera: 800 mil en diciembre, 2 millones en enero y 2,1 millones en febrero. Los destinos típicos de Punilla, Calamuchita y Traslasierra se destacaron como los más visitados gracias a la concentración de plazas de alojamiento y atractivos de todo tipo, aunque casi todos estuvieron por debajo del año pasado. El calendario de festivales y fiestas impulsado por el gobierno provincial fue un factor clave para atraer turistas. El gasto promedio por persona durante la temporada se estimó en $ 40.000, cubriendo con ese monto el alojamiento, las comidas, las excursiones, los espectáculos y otros gastos relacionados. Los turistas que arribaron eligieron estadías cortas, de 3 ó 4 días, con picos en los fines de semana, sobre todo en categoría premium. Villa Carlos Paz, Villa General Belgrano, La Falda y Cosquín fueron algunos de los destinos destacados, aunque todos con una temporada difícil. Durante el verano, además de importantes obras de teatro y playas, se celebraron varios festivales muy convocantes como el Festival Nacional de Doma y Folklore de Jesús María −que contó con la presencia de destacados músicos y jinetes−, el tradicional Festival Nacional de Folklore de Cosquín y el Cosquín Rock 2024. En cuanto al origen de los turistas, la mitad fueron residentes de la provincia de Córdoba, seguidos por visitantes de Buenos Aires, Santa Fe, el norte del país y la región de Cuyo.

5) Chaco. La ocupación hotelera promedió 47% durante enero. Resistencia logró la mayor afluencia turística con 75% de sus plazas ocupadas. En localidades como Charata y Sáenz Peña, la ocupación apenas superó el 40% y en Castelli fue del 48%. Como en los distintos puntos del país, el turismo tuvo picos más altos durante los fines de semana. El gasto promedio diario por turista fue $ 47.250. En febrero, Chaco fue incluida en la lista de alerta roja por la ola de calor y encabezó el ranking por contagios de dengue, lo cual deprimió el ingreso de turistas y afectó considerablemente al sector gastronómico, a los alojamientos y a los comercios en general. Durante el feriado XXL se notó un leve repunte de la mano del Carnaval. Hubo festejos en varias localidades y en la capital. En Fontana se celebró el “Carnaval de los Mayores” y en Castelli se festejaron “Los Corsos del Impenetrable”, con comparsas y batucadas llenas de brillo y color. La llegada de turistas fue mayormente de la propia provincia. Los atractivos naturales más visitados fueron los parques nacionales y las reservas naturales. (Parque Nacional Chaco, Reserva Natural Los Chaguares, Parque Nacional Laguna El Palmar, Parque Nacional El Impenetrable, Parque Provincial Loro Hablador y Reserva Natural Cultural Piguen N’Onaxa-Campo del Cielo).

6) Chubut. Con mal balance de inicio de temporada, los esfuerzos por traccionar el turismo de la mano de descuentos del 15% en gastronomía, hotelería y comercios lograron en algunas localidades, como Puerto Madryn, revertir la tendencia y se alcanzó entre 64% y 70% de ocupación hotelera en esta localidad, que además logró estirar el tiempo de estadía de 2 a 5 días. Para la provincia en su conjunto, el promedio de ocupación fue del 50%. En febrero hubo zonas afectadas por graves incendios que hicieron desistir a turistas de su viaje, a pesar de que los servicios se encontraban habilitados. Destinos típicamente turísticos como la Comarca Los Alerces no pudieron remontar las cifras registrando un pico máximo de 40% durante el fin de semana XXL. Esquel, otra ciudad afectada por su cercanía con el foco ígneo, registró alrededor del 53% de sus plazas ocupadas con picos del 70%. Paisajes de montaña, gastronomía, deporte aventura, ecoturismo, turismo rural y fiestas populares conformaron los atractivos para el visitante de Chubut. Las ciudades más visitadas fueron Esquel, Puerto Madryn, Lago Puelo y Trevelin.

7) Corrientes. La provincia mesopotámica inició la temporada con 55% de ocupación. Repuntó a 60% al cierre de la primera quincena de enero y promedió el primer mes del año con el 70%, aunque las localidades que conforman el Corredor Jesuítico Guaraní y el Gran Corrientes superaron el 75%. En varias ciudades correntinas el Carnaval comenzó en enero, por lo que hubo alta convocatoria en Monte Caseros, Santo Tomé, Ituzaingó y Esquina, entre otras. También se celebró la Fiesta Nacional del Chamamé del Mercosur, en la ciudad capital, alcanzando 75 mil asistentes durante las 10 noches. En febrero los números continuaron creciendo. El Carnaval, las playas y los distintos festivales convirtieron a Corrientes en uno de los destinos preferidos y la temporada cerró con una tasa de ocupación del 83% promedio. De esta manera fue calificada como muy buena, incluso en comparación con la del 2023.

8) Entre Ríos. Desde el inicio de la temporada hasta la mitad de enero, la tasa de ocupación bajó un 20% respecto a otros años y sólo se ocuparon el 54% de sus 54 mil plazas hoteleras, concentradas en un 75% en el corredor turístico del Río Uruguay. El pernocte promedio fue de sólo 3,5 noches. El gasto per cápita se estimó en $ 35.600 por día. Las crecidas de los ríos Paraná y Uruguay y las lluvias y tormentas hicieron desistir del viaje a muchos turistas, especialmente a quienes vacacionan en busca de playas. Hubo poca reserva anticipada y las contrataciones de alojamiento se fueron definiendo a último momento. Durante la segunda quincena de enero mejoraron las condiciones de los ríos y la ocupación hotelera promedió el primer mes del año en una tasa de entre 60% y 70%. En febrero, el famoso carnaval entrerriano, con 22 diferentes propuestas diseminadas en la provincia, traccionó los números y la ocupación llegó al 95%, con más de $ 20.000 millones que ingresaron por turismo el fin de semana XXL. Las localidades más visitadas fueron Gualeguay, Federación, Colón y Gualeguaychú, seguidas por Concordia y Concepción del Uruguay. La propuesta, además de los carnavales, incluyó playas, islas, termas, parques de turismo aventura como el de San José, visitas a viñedos alejados de los ejidos urbanos o el laberinto de rosas en Concepción del Uruguay, que es toda una novedad en la Argentina.

9) Formosa. La ocupación hotelera en esta temporada no superó el 45% en el mejor de los casos, es decir, 20% inferior que otros años. La mayoría fue turismo de cercanía y provenientes de Paraguay. Hubo picos, como por ejemplo durante el feriado XXL, cuando las actividades carnavalescas traccionaron con más fuerza al visitante. Sus famosos parques acuáticos y nacionales como la Reserva de la Biosfera Laguna Oca del Río Paraguay y la Reserva de Animales Silvestres Guaycolec, dentro del Parque Acuático de El Colorado, entre los más visitados. En el interior de la provincia, los turistas se convocaron atraídos por el espectáculo que brindaron las aguas del Río Pilcomayo al colmar gran parte del Bañado La Estrella.

10) Jujuy. La temporada en la provincia más septentrional del país arrancó con cifras que no superaron el 50% de ocupación hotelera para la primera quincena de enero, pero en sintonía con otros destinos turísticos, los números fueron mejorando de la mano de promociones. En el caso de Jujuy se lanzó el programa “Triplicá tus ganas de viajar a Jujuy”, con la posibilidad de contratar tres noches de alojamiento al precio de dos. Las cuatro regiones −Los Valles, La Quebrada, La Puna y Las Yungas− organizaron festivales junto a un menú de propuestas para atraer a visitantes. En Yungas se celebró el Festival del Caballo Criollo y en Humahuaca el Festival de la Caja y la Copla. Algunos turistas eligieron las Termas de Reyes a pocos kilómetros de San Salvador de Jujuy. En febrero los carnavales ancestrales, que en esa provincia duran nueve días, traccionaron al turismo y las plazas en los hoteles de la capital se ocuparon en un 96%, con una estadía promedio de 2,6 días y 30.000 visitantes. En la Quebrada de Humahuaca, durante el fin de semana XXL, la tasa de ocupación fue del 89%, en Yungas 68% y en la Puna 57%, con reservas que se concretaron en su mayoría a último momento. Uno de los eventos más convocantes fue el Carnaval de Los Tekis, con artistas y bandas destacadas como La Beriso, Los Tekis y La Mosca, entre otros. También hubo corsos en San Pedro, Perico, San Martín, Tumbaya,

11) La Pampa. Ubicada estratégicamente, esta provincia recibió en enero su clásico “turismo de paso”, viajeros que se trasladaban al sur o a la Costa Atlántica y debido a las largas distancias decidieron hacer noche en La Pampa. Si bien este tipo de turista genera un movimiento importante, la provincia apunta a dejar de ser “de paso” y ofrecer como atractivo la tranquilidad de la pampa argentina que encanta a turistas uruguayos y del sur de Brasil. También hubo turismo interno, lugareños y de cercanía, muchos que llegaron sin previa reserva. En febrero se sintió una merma de visitantes, pero relativizada por el pico de 60% promedio provincial de ocupación hotelera que generaron el feriado XXL y los carnavales, aunque 30% por debajo del año pasado. Hubo ciudades como General Acha que llegaron al 80%. A pesar de que las cifras no fueron tan bajas, la preocupación para esta provincia se centró en el consumo, con una baja del 30% e impacto, sobre todo, en los establecimientos gastronómicos. Dentro de los atractivos ofrecidos al visitante se destacaron los parques acuáticos en las ciudades de Telén y Winifreda. Algunos lugares muy visitados fueron la villa turística Casa de Piedra, con su playa aguas abajo, y la playa del Río Colorado, en el circuito costero, con sus actividades náuticas, senderos de flora y fauna. En Miguel Riglos se celebró el Festival Pre-Baradero.

12) La Rioja. La provincia rondó el 45% de ocupación hotelera y el gasto promedio diario por turista fue de $ 35.000. Sin embargo, en febrero se notó un repunte de la mano de la celebración de la Fiesta La Rioja Chaya en la capital, con la presencia de 13.000 espectadores y artistas reconocidos como Luciano Pereyra y el Indio Lucio Rojas. Este evento marcó picos del 70% de ocupación en esa ciudad y en Villa Unión, que derramaron a las economías aledañas. Durante la temporada los turistas se convocaron por festivales como el del Cachinero en Villa Unión y el del Algarrobal en Punta de los Llanos. Para Navidad, Chilecito armó su famoso pesebre viviente y se presentaron artistas en vivo. El Parque Nacional Talampaya, Laguna Brava y las Termas de Santa Teresita fueron los atractivos naturales más visitados. Calificada como la peor temporada de los últimos cuatro años, los operadores turísticos se unieron a través de las cámaras para gestionar acciones conjuntas.

13) Mendoza. La bonanza del turismo de compras chileno, derivada del tipo de cambio durante 2023, bajó considerablemente. Sin embargo, la provincia de los viñedos, con su amplia oferta de atractivos naturales, sedujo al turista local, nacional y extranjero. Como en otras provincias, para enfrentar el mal inicio de temporada, se coordinaron promociones y descuentos de hasta 30% entre el sector público y privado. Esto permitió promediar enero con una ocupación del 60% y una estadía promedio de cinco días. El 79% de visitantes correspondió a turistas nacionales, que gastaron aproximadamente $ 36.000 por persona por día. Los extranjeros tuvieron un consumo diario de US$ 120. En febrero algunos eventos lograron equilibrar los números. Durante el Carnaval la provincia promedió el 72% de ocupación hotelera. El 26 de febrero comenzaron los festejos de la Vendimia, el 28 se celebró la Fiesta de la Cosecha y el 29 hubo un multitudinario evento de empresarial de minería con miles de empresarios, que contrataron alojamiento. San Rafael fue uno de los destinos más visitados, con atractivos como El Cañón del Atuel, El Nihuil y Valle Grande. El turismo del vino también sedujo a excursionistas que visitaron sus 209 bodegas preparadas para recibirlos con estadías, gastronomía y espectáculos.

14) Misiones. El Ministerio de Turismo provincial informó el ingreso de 328.000 turistas en la temporada, con más de un millón de pernoctes, consolidando un gran impacto en el movimiento del sector. Lo mejor se registró durante el fin de semana largo de Carnaval, con un pico máximo de ocupación del 73% en varias localidades y ocupación hotelera completa en múltiples unidades de alojamiento. Balnearios, ríos, saltos, arroyos, naturaleza, playas, centros urbanos, fiestas populares, aventura y variada gastronomía formaron parte de la agenda de propios y visitantes. La estadía promedio fue de 5,2 noches. Lo más concurrido fue el Parque Nacional Iguazú, que en enero y febrero recibió 231.633 ingresos. La ocupación promedio de la provincia fue de 64%, con Puerto Iguazú al 67%, Oberá al 66%, Eldorado al 60%, Posadas y San Ignacio al 56%, Aristóbulo del Valle al 48% y El Soberbio al 45%. Se estima que el 68% de los viajeros visitó Misiones por primera vez, mientras que 14% son visitantes recurrentes y 18% visitó la provincia al menos una vez al año. En cuanto a sus orígenes, 80% fueron turistas nacionales, 15% regionales y 5% internacionales, provenientes de Brasil, Paraguay y Uruguay. Los puntos turísticos más visitados fueron las Cataratas del Iguazú, seguidas por los Saltos del Moconá y los Saltos del Tabay, pero también Posadas y Oberá recibieron un aluvión de turistas cautivados por una amplia variedad de eventos.

15) Neuquén. Sus principales destinos, San Martín de los Andes y Villa La Angostura, esta última con importantes eventos deportivos en febrero, se mantuvieron casi toda la temporada con un piso del 65% y picos de hasta el 93% de ocupación. Son cifras excelentes en comparación con el resto de las provincias de nuestro país. Hubo menor cantidad de visitantes chilenos que fue compensada con turismo internacional de casi todo el mundo.

16) Río Negro. La ocupación hotelera promedió el 80% para las ciudades más convocantes. Bariloche lideró con el 85%, cifra muy superior al promedio nacional, y se consolidó como uno de los destinos preferidos. En Las Grutas, balneario tradicionalmente pujante, la ocupación hotelera rondó el 70%, con picos los fines de semana, pero alcanzó un 98% para el fin de semana de Carnaval. El Bolsón, destino turístico más austral de la provincia, estuvo en línea con el promedio, pero alcanzó el 90% para el fin de semana XXL. Esta localidad ofreció a sus visitantes atractivos naturales como el Bosque Tallado, el Cerro Piltriquitrón, valles frutales, ríos de montaña y experiencias en la Cordillera, además de una variada agenda cultural, cerrando la temporada con su exitoso evento culinario “Date el Gusto”.

17) Salta. La temporada fue más baja que lo usual, pero con cifras aceptables. Llegaron turistas internacionales, nacionales y de cercanía. “La Linda” tuvo una ocupación que no superó el 50%. Cafayate ocupó el 100% de sus plazas hoteleras durante la nueva edición de la Serenata a Cafayate, con las presentaciones de Abel Pintos y de Luciano Pereyra. En fecha de carnavales hubo bastante repunte del turismo, aunque sólo el segmento alto no se vio afectado por el bajo consumo. La provincia lanzó promociones en alojamientos y restaurantes para atraer al visitante local y puso énfasis en conquistar al excursionista de países limítrofes, principalmente Chile, Paraguay y Bolivia. Los puntos turísticos más visitados fueron Cafayate y sus viñedos, San Antonio de los Cobres y Cachi, entre otros. Los visitantes participaron de peñas folklóricas y degustaciones de comida regional, además de diversos festivales que se ofrecieron durante la temporada.

18) San Juan. La temporada, como en muchas provincias, arrancó floja, pero tras una fuerte apuesta para atraer al turista mediante la organización de distintos eventos deportivos y festivales, los frutos se hicieron sentir. Llegó el turista local, nacional, el de cercanía y el internacional. Se estima que 15.000 chilenos ingresaron a San Juan durante la temporada de verano 2024. La primera quincena de enero la provincia cerraba con un promedio de 53% de ocupación hotelera, cifra nada despreciable y que fue subiendo con el correr de los días que restaban del mes, pero 19% por debajo de lo anotado el año pasado. Durante los carnavales, en los que se realizaron múltiples actividades culturales y el Safari Tras las Sierras, algunos municipios como Calingasta y Valle Fértil trabajaron casi a pleno y a nivel provincia se promedió el 88,5% de capacidad hotelera colmada. Pero en el resultado final, para febrero los números fueron bastante por debajo que en enero alcanzando un 40% en promedio, aunque muy dispares entre los municipios. Así, la más visitada en febrero fue Calingasta con el 77% de ocupación, seguida por Iglesia con el 49%, Valle Fértil con el 33% y Jáchal con el 28%.

19) San Luis. La temporada estival arrancó con el 40% de ocupación hotelera, pero a mediados de enero se llegó al 55% de la mano de promociones. Esta cifra aceptable se extendió a una parte de febrero y en el fin de semana de Carnaval hubo un pico de 95%. Las estadías promediaron entre dos y cinco días. La provincia ofreció al visitante diversas propuestas como el Festival de los Artesanos, la Fiesta Provincial del Maíz, el Festival Provincial de la Guitarra, coloridos carnavales como el de Santa Rosa del Conlara, excursiones a las Salinas del Bebedero, a la Cascada Esmeralda en Villa Elena, a la Reserva de llamas Antu Ruca en Inti Huasi, trekking por el Cerro de la Cruz y visitas al Parque Temático Yucat, en Merlo. Entre las ciudades más concurridas estuvieron Potrerillos, La Punta, Saladillo, Naschel, Las Aguadas, Las Chacras y Santa Rosa.

20) Santa Cruz. A contramano del país, esta provincia mantuvo sus índices de turismo por encima del promedio durante toda la temporada. En enero, El Chaltén, Río Gallegos y Los Antiguos fueron algunas de las localidades más frecuentadas, además de El Calafate, que marcó un 85% de ocupación. En febrero, traccionó el Carnaval y en las fechas del Turismo Carretera se promedió el 92% de plazas hoteleras ocupadas, con 95% en el Calafate, destacándose los hoteles de 4 y 5 estrellas con un promedio del 96% y una media de tres noches. Los visitantes eligieron paseos por el Parque Nacional Los Glaciares y el Lago Cardiel. Además de los atractivos naturales, el turista disfrutó de la celebración de la Fiesta Provincial del Lago con el III Encuentro de Kitesurf.

21) Santa Fe. El promedio de ocupación de sus plazas hoteleras fue del 40%. Durante la segunda quincena de enero, en lo que respecta a Rosario y Santa Fe, se experimentó una moderada recuperación, aunque no superaron el 60% de sus plazas hoteleras y cabañas ocupadas. El impacto en el sector gastronómico, a causa de la poca afluencia turística y el consumo gasolero, estimó una caída del 30%. En febrero se trabajó fundamentalmente los fines de semana y hubo picos pronunciados para los días de Carnaval en los que Rosario estuvo al 75%, con la llegada de 52.000 turistas y por la celebración del torneo de la Copa Davis. Sumados ambos eventos inyectaron $ 3.250 millones a la economía local en sólo 10 días y cambiaron el humor de los operadores del turismo. El excursionista disfruto de kilómetros de playa, la isla, la noche de los museos abiertos, circuitos turísticos a pie y en monopatín, entre otros atractivos. La ciudad de Santa Fe recibió fundamentalmente turismo de cercanía y los viajes promedio fueron por 3 ó 4 días. La oferta de actividades al visitante fue variada: un bus turístico, la Fiesta de la Chopera, el Festival Folklórico de Guadalupe y la fiesta de la Laguna Setúbal.

22) Santiago del Estero. Con disparidad entre las localidades, la merma del turismo se notó en esta provincia durante enero. La demanda de alojamientos estuvo circunscripta al segmento de alto poder adquisitivo. En la ciudad de La Banda el promedio de ocupación hotelera fue de apenas 25%. En Termas de Río Hondo, destino turístico por excelencia de la provincia, la ocupación fue de 70% en hoteles entre 4 y 5 estrellas y de 30% para 3 estrellas, con casi nulas reservas para las restantes categorías. En febrero, el fin de semana XXL ayudó a promediar para arriba las cifras. Las Termas de Río Hondo superaron el 90% de la ocupación hotelera, con la llegada de miles de turistas de distintos puntos del país y de países vecinos como Brasil, Chile y Paraguay, que derramaron hacia varias localidades del interior. En la ciudad capital y en Villa Silípica, la canonización de Mama Antula atrajo a muchos visitantes locales, nacionales y extranjeros que participaron de un hecho histórico para el país. Hubo baile, reuniones gauchas y un gran fogón comunitario para miles de personas durante la vigilia.

23) Tucumán. Estadías más cortas y de bajo consumo caracterizaron la temporada en Tucumán. En la primera semana de enero ingresaron 23.000 turistas que gastaron $ 540 millones. La ocupación hotelera fue dispar, desde 99% en Tafí Viejo a 40% en la capital. Hubo picos de ocupación durante los fines de semana que coincidieron con el calendario de fiestas y eventos, entre los que se destacaron: el Concurso de Sanguche de Milanesa en Choromoro, la Caminata Aguas Chiquitas y el Desafío Nacional de Aguas Abiertas en El Cadillal. Durante febrero hubo fundamentalmente turismo local y de cercanía y, como en la mayoría de los destinos turísticos, se alcanzó un pico para el fin de semana de Carnaval. En esas fechas, las ciudades más convocantes ocuparon sus plazas hoteleras en un 98%, con 57.000 pernoctaciones en toda la provincia y se inyectaron $ 2.463 millones a la economía local, con un gasto promedio diario por turista de $ 50.000.

24) Tierra del Fuego. La constante recepción de cruceros cargados de turistas internacionales dispuestos a contratar excusiones, divertirse, ir de compras y gastar colocó a esta provincia en una burbuja, al margen de la realidad del resto del país. Tierra del Fuego mantuvo un promedio de entre el 85% y 90% de sus 7.309 plazas hoteleras ocupadas y recibió la visita de cerca de 250.000 pasajeros durante la temporada de verano. El turismo nacional también fue importante. Sus visitantes disfrutaron de los numerosos atractivos como el Parque Nacional Tierra del Fuego, el Canal Beagle, el Faro del Fin del Mundo y la Isla de los Pingüinos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

Emprender Santa Fe 2023: Inteligencia Artificial y Educación Financiera

Desde Fececo, conjuntamente con Fececo Joven, y con el acompañamiento de CAME…

Nuevas líneas de financiamiento para empresas: Asistencia Técnica

– Salud, específicamente a las cadenas de valor de fármacos, equipamiento médico,…